Mitos Argentinos
 

El San La Muerte

Mas conocido como San La Muerte, aunque también se lo llama Nuestro Señor de la Buena Muerte, Señor la Muerte, San Justo Nuestro Señor de la Muerte, Señor de la Buena Muerte. Se lo representa a través de un esqueleto, sentado o de pie, sosteniendo una guadaña, las imágenes son pequeñas, de 4 a 15 centímetros de alto.

   Se acude a él para solucionar problemas amorosos, curar mal de ojo y causar o contrarrestar algún daño. Pero su culto se mantuvo como marginal porque antiguamente los delincuentes recurrían a él en el momento de su muerte para que se los lleve sin sufrimiento, se insertaban en un lugar del cuerpo una pequeña imagen tallada en hueso humano, al sufrir alguna herida debían extraérsela con un cuchillo y rezar.
   Hoy se mantiene este costado marginal de San La Muerte y es junto con el Gauchito Gil, uno de los más mencionado en las cárceles.