Mitos Argentinos
 

Pombero

Dicen los pobladores rurales del nordeste argentino que el Pombero es un ser lascivo que, escondido entre los montes, acecha a las mujeres durante la siesta, a las que embaraza mientras duermen, sin que estas se den cuenta. Esta curiosa característica permitió atribuirle hijos de padres que pasaron desapercibidos gracias al mito del Pombero.

   Se lo representa con un gran sombrero, de poca estatura, de cuerpo un tanto peludo y oscuro; su mirada es maligna y perversa.

   También se lo llama "Mascadita", por que le gusta mascar tabaco, es por eso que los hombres, para ganarse su simpatía, le dejan entre los árboles del monte hojas de tabaco y botellas de caña – una bebida alcohólica-.

La Pora


No existe una forma definida para La Pora, se dice que es un alma en pena que se oculta detrás de los árboles y aparece, sobretodo en las siestas calurosas, asustando a los solitarios caminantes que pasan por allí.
Este ser habita en determinados árboles y pájaros de la región mesopotámica como el banano, la mora, la palmera y la yerba mate; entre las aves el caburé o el picaflor., también se dice que se encuentra en la piedra Itá Carú (pierda que come, en guaraní). Se le atribuyen características similares a las ánimas o espíritus, algunas veces benevolentes y otras diabólicas.