Mitos Argentinos
 

Agua Santa:

En la Ciudad de La Cruz, provincia de Corrientes, existe el mito del Agua Santa.

   Esta creencia deriva de la época jesuítica, se dice que vivia alli un cacique guaraní cuya esposa era muy querida y respetada por sus buenas acciones y su creencia en Dios (Tupá en guaraní).

   Al morir el cacique su hijo hereda el trono y celosa de la fama de su madre, decidió asesinarla, un dia la llevó lejos y la golpeó en la cabeza con una pidra pesada. Cavó un pozo vertical e intentó taparla con tierra, pero las lágrimas de su madre, que aún vivía arrastraban la tierra. El joven volvió a golpearla en la cabeza, y en ese momento Dios, lo castigó por su crimen convirtiéndolo en una pesada piedra que se hundió en el barro formado por las lágrimas de su madre. Un tiempo despues se encontró en el lugar una vertiente de agua y la imagen de una Virgen al intentar agarrarla la imagen desaparecía. Desde ese momento llamaron al lugar la vertiente del “Agua de la Santa”, y se le atribuyen propiedades curativas, sobretodo para los problemas de vista. También se dice que la imagen, que al momento de encontrarla medía 18 centímetros, siguió creciendo hasta llegar a los 57 que mide actualmente.